Inicio SANIDAD EL HOSPITAL LA FE PONE EN MARCHA EL PROGRAMA IMPROVE PARA LA REHABILITACIÓN DE PACIENTES PEDIÁTRICOS CON CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS

EL HOSPITAL LA FE PONE EN MARCHA EL PROGRAMA IMPROVE PARA LA REHABILITACIÓN DE PACIENTES PEDIÁTRICOS CON CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS

por I. F.

El Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia ha puesto en marcha el primer programa de atención integral y rehabilitación cardiorrespiratoria pediátrica de la Comunidad Valenciana.

El proyecto Improve, diseñado y coordinado por la sección de Cardiología Infantil del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia, se lleva a cabo en colaboración con el servicio de Medicina Física y Rehabilitación del mismo hospital, la asociación Latiendo Juntos, el departamento de Fisioterapia de la Universidad CEU-Cardenal Herrera y el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana.

Iniciativa pionera

Esta iniciativa es pionera en la Comunitat Valenciana y empezó su andadura en el mes de marzo de 2018. Desde entonces, ya se han realizado más de 100 pruebas de esfuerzo y se han incluido en el programa a 13 pacientes pediátricos.

El programa incluye entrenamiento aeróbico de fuerza y resistencia muscular, rehabilitación respiratoria, asesoramiento nutricional, monitorización de la actividad física y seguimiento psicológico.

Esteban Peiró, médico adjunto y responsable el proyecto Improve ha recordado que “en España nacen cada año 2.000-4.000 niños y niñas con una cardiopatía congénita. Los avances en los procedimientos diagnósticos, el desarrollo de la cirugía y los cuidados post-operatorios han permitido aumentar significativamente la supervivencia de los niños y las niñas con estas enfermedades, incrementando el número de pacientes que viven con las secuelas de las formas moderadas y graves de las mismas”.

La creación de un programa de evaluación de la respuesta cardiopulmonar y rehabilitación cardiopulmonar basada en sus resultados ha demostrado, en numerosos estudios, que mejora la calidad de vida de los pacientes pediátricos afectados por defectos cardíacos congénitos, así como utilidad en el establecimiento del pronóstico y la planificación óptima de su tratamiento a medio y largo plazo.

Puesta a prueba para mejorar la calidad de vida

El proyecto Improve selecciona mediante la realización de pruebas de esfuerzo cardiopulmonar a aquellos menores con enfermedades cardíacas que sufren mayores limitaciones físicas. Tras la selección, los incluye en un programa de realización de actividades que inciden sobre las esferas biológica, psicológica y social, con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

Peiró ha señalado que esta iniciativa “ofrece al paciente la oportunidad de ponerse a prueba, de conocer sus capacidades y sus límites en un entorno controlado, para que puedan enfrentarse a la vida real sabiendo hasta dónde pueden llegar y que pueden mejorar sus limitaciones mediante la fuerza de voluntad y el entrenamiento”. GVA Sanidad/COECS

Related Articles

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad