Inicio SANIDAD EL PRIMER AÑO DEL PLAN CÓDIGO INFARTO EN ALICANTE SE SALDA CON 277 INTERVENCIONES Y UN 95% DE ANGIOPLASTIAS

EL PRIMER AÑO DEL PLAN CÓDIGO INFARTO EN ALICANTE SE SALDA CON 277 INTERVENCIONES Y UN 95% DE ANGIOPLASTIAS

por Admin

El Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant ha acogido la Primera Reunión del Código Infarto Alicante Norte, un encuentro de especialistas en el tratamiento del infarto agudo de miocardio en el que se han expuesto los resultados del primer año de funcionamiento del Plan Código Infarto Alicante Norte.

En febrero de 2013 se creó esta unidad de primer nivel en la atención continuada del infarto en la que Sant Joan actúa como referencia para tres departamentos de la provincia de Alicante (Dénia, Marina Baixa y el propio Sant Joan). El Plan Código Infarto es una iniciativa de la Conselleria de Sanitat que pretende ofrecer a la población el acceso a los mejores tratamientos posibles en el infarto agudo de miocardio y de manera continuada durante los siete días de la semana y a cualquier hora.

Los tratamientos llevados a cabo son el cateterismo urgente con apertura inmediata de la arteria que causa el infarto (angioplastia primaria) o, si la angioplastia no es realizable por algún motivo, la administración, en el menor tiempo posible, de una medicación que permita la disolución del coágulo que causa el infarto (fibrinolisis).

Esta primera reunión ha contado con la presencia del director territorial de Sanitat en Alicante, José Ángel Sánchez Navajas, el gerente del Departamento de Salud Alicante – Sant Joan d’Alacant, Francisco Soriano, y del jefe del Servicio de Planificación y gestión de Programas y Servicios Sanitarios de la Conselleria de Sanitat, Pablo Rodríguez. La presentación de los resultados ha corrido a cargo de los doctores Ramón López-Palop, jefe de la Unidad de Hemodinámica de Sant Joan; Alfonso Valle, jefe de Cardiología del Hospital Marina Salud de Dénia, y la doctora Pilar Carrillo, cardióloga intervencionista en Sant Joan.

Objetivos cumplidos

“Uno de los objetivos del Código Infarto era realizar más de 300 angioplastias primarias por millón de habitantes y, durante el año 2013, dentro del Plan Código Infarto Alicante Norte, que da servicio a una población de más de 620.000 habitantes, se realizaron 277 intervenciones, por lo que se ha alcanzado este objetivo”, señala el doctor López-Palop.

Otra de las metas de este Plan era alcanzar un 70% de angioplastias primarias en los pacientes con infarto y que el 50% de ellos pudieran acceder en menos de 90 minutos a este tratamiento. También se han logrado estos objetivos previstos, “ya que más del 95% de los pacientes con infarto agudo de miocardio accedieron a la angioplastia primaria”, explica López-Palop. Hay que destacar asimismo que, en más de un 90% de los casos, la angioplastia se ha realizado por vía radial, la más cómoda para la recuperación del paciente. En cuanto a los cateterismos realizados fuera del horario habitual, éstos han sido un total de 204.

Ésta ha sido la primera de una serie de reuniones que pretenden ser de carácter anual para ir introduciendo mejoras sobre los objetivos marcados y alcanzar los mejores resultados en los pacientes con infarto agudo de miocardio. Según la doctora. Pilar Carrillo, “sólo con una cuidadosa y seria monitorización de los tiempos de actuación y de los resultados de las intervenciones es posible ofrecer los mejores resultados en un tratamiento cuya eficacia depende de la calidad de la intervención y de la perfecta coordinación de cada uno de los integrantes en el sistema”.

En la misma línea, el doctor. López-Palop ha destacado que “el mantenimiento de la angioplastia primaria requiere de un esfuerzo notable de coordinación por parte de los profesionales implicados para asegurar un diagnóstico correcto y un tratamiento sin demoras en pacientes donde los minutos son importantes. Los miembros de la Unidad de Hemodinámica realizan entre siete y ocho guardias de 24 horas mensuales, debiendo acudir de forma inmediata al hospital en el caso de ser alertados por los servicios de urgencias ante la existencia de un paciente con infarto”.

En la reunión se ha hecho especial hincapié en la importancia de concienciar a la población de que, ante síntomas de infarto, lo correcto es llamar al Servicio de Emergencias Sanitarias (SAMU) y no desplazarse por medios propios al hospital o centro de salud más cercano. “Llamar al servicio de emergencias es el método más seguro para recibir el mejor tratamiento en el menor tiempo posible”, ha destacado López-Palop. GVA.

Related Articles

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad