Inicio CECOVA EL CECOVA DESTACA LA LABOR DEL GRUPO DE ENFERMEROS INVESTIGADORES QUE HAN PATENTADO UN SISTEMA PARA EVITAR INFECCIONES EN LA ADMINISTRACIÓN INTRAVENOSA

EL CECOVA DESTACA LA LABOR DEL GRUPO DE ENFERMEROS INVESTIGADORES QUE HAN PATENTADO UN SISTEMA PARA EVITAR INFECCIONES EN LA ADMINISTRACIÓN INTRAVENOSA

por I. F.

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA) felicita y da la enhorabuena al grupo de enfermeros investigadores que han patentado un sistema para evitar infecciones en la administración intravenosa. En concreto, Rubén Galiano, Inés González y Ana Belén Riera son los profesores de Enfermería de la Universidad CEU UCH de Elche que han desarrollado y patentado un dispositivo destinado a ser usado en cualquier procedimiento médico asociado a la terapia intravenosa donde se requiera administrar y controlar distintos fluidos a través de la misma línea intravenosa.

A partir de su experiencia como profesionales, han detectado las desventajas del sistema actual que se utiliza en hospitales y centros de salud. Tal y como indican estos enfermeros investigadores, este dispositivo, que integra una llave de tres pasos con bioconectores integrados, evita manipulaciones extensas lo que contribuye enormemente a la reducción de las bacteriemias. «Actualmente existen llaves de tres pasos que disponen de conexión estándar Luer. Estas llaves no tienen bioconexión. Sin embargo, las últimas recomendaciones apuntan a que se deben usar tapones antirreflujo. El procedimiento actual que se sigue es enroscar estos bioconectores a las llaves de tres pasos utilizadas, existiendo manipulación y riesgo de
infección. Además, al ser enroscado por el propio profesional, hay zonas donde se pueden quedar alojados, por ejemplo, restos de sangre», afirma Galiano.

Además, al tratarse de sistemas abiertos que precisan de múltiples manipulaciones, como gestión de los tapones, aumenta las posibilidades de desconexión accidentales. «Unido a un diseño que imposibilita la desinfección de la conexión Luer, convierte a las llaves de paso en una puerta de entrada para las bacterias. La llave de tres pasos que ya tenga estos bioconectores integrados en lugar de orificio y tapón viene a resolver los problemas planteados», continúa este enfermero docente e investigador. Estos investigadores también apuntan que es conveniente diferenciar las válvulas antirreflujo o antiretorno, que impiden que refluja líquido o sangre si aumenta la presión intratorácica, en pacientes con catéteres venosos centrales y ventilación mecánica y los bioconectores, que aíslan la luz del catéter para la prevención de bacteriemia. «El manejo de estos no solamente aumenta el tiempo de enfermería, sino también el riesgo de infección nosocomial. Aparte, ante una emergencia médica, muy habituales en el servicio de urgencias, una acción rápida puede evitar muchísimas complicaciones posteriores», sigue.

Tal y como indican estos enfermeros, en la actualidad se desconoce la existencia de ninguna llave de paso médica con bioconectores integrados que presente características técnicas estructurales y constitutivas «iguales o semejantes» a las que ellos han diseñado. Así, reivindican que este «innovador producto» transforma la convencional llave de tres pasos en
una Biollave, que aunará ambas herramientas en una. De esta forma, los bioconectores ya no serán un accesorio para enroscar en la llave de tres pasos, sino que formarán parte de ella, lo que «evita todo riesgo de infección», concluyen los investigadores. CECOVA

Related Articles

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad